Soñar despierto

Todas las mañanas me despierto con una nueva personalidad, porque muchas cosas no sé hacer, ¡pero sueños! tengo la cabeza llena. El lunes, como es un día aburrido hay que inventar algo ameno y relajante, me convierto en Brad Pitt, que a las chicas de calle lleva. El martes me pongo la escafandra y en el platillo volador me meto y llego a Marte, a mi regreso, con vítores y aclamaciones me reciben. El miércoles me convierto en profesor de filosofía, y cuando explico me convierto en Platón. El jueves, cirujano soy, mis diestras manos maravillas hacen. El viernes me convierto en pintor, pero no de brocha gorda, ¡no!, por lo menos en Van Gogh. El sábado, en un circuito corro y naturalmente soy el mejor. El domingo, agotado de tanto cambio de personalidad estoy, que me convierto en un vago que es lo que realmente soy.

595 total views, 1 views today

3 respuestas a “ Soñar despierto ”

  1. Tupacalos dice:

    María, otro sobresaliente. Eres como la primavera escribiendo. Sigue deleitándonos.
    Otro casto beso.
    Tupa

  2. Maria papelotes dice:

    Tupa:
    Gracias por tus elogios sobre los sueños.

    María papelotes

  3. Pobrecito hablador dice:

    No sé cómo no se me ha ocurrido antes a mí un texto como éste. Desde luego a mí me retrata. Yo podría estar rellenando semanas y años enteros en varios folios, cada día con un sueño distinto. Alguna de las semanas tendría todos los días de domingo. Por su brevedad, es perfecto. Por su final, también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 1 =