POETAS 103. Philip Larkin III (Ventanas altas)

Phillip Arthur Larkin, (9 de agosto de 1922-2 de diciembre de 1985), comenzó a labrarse fama en Inglaterra como poeta –antes había ensayado alguna que otra novela-  a raíz de la publicación de su segundo libro de poemas, “Engaños”, publicado en 1955. Le siguió “Las bodas de Pentecostés” (1964) y “Ventanas altas” (1974). Pasó su infancia y adolescencia en Coventry, tal como rememora en su poema “Recuerdo, Recuerdo”, un lugar del que más bien abominaba, y del que no pudo decir que encontró sus raíces, con una irónica “magnífica familia a la que nunca acudió corriendo cuando estaba deprimido”. Su padre llegó a ser tesorero de esta ciudad y se encargó de su primera educación leyéndole obras de Ezra Pound y T. S Eliot. Precisamente éstas fueron sus primeras influencias poéticas, a la que más tarde agregó el descubrimiento de Auden y, sobre todo, de Thomas Hardy. Si bien sus primeros poemas acusaron la influencia simbolista de Yeats, de la que se desprendió más tarde por la lectura más a ras de suelo que hiciera de Hardy. De estos primeros años datan la tartamudez que le acompañó a lo largo de su vida, así como su afición al jazz, llegándose a convertir en uno de los mayores especialistas de Inglaterra. Exento de ir al frente durante la segunda guerra mundial por su miopía, estudió en Oxford entre 1940 y 1943, y se graduó en Literatura Inglesa, llegando a trabar durante esta época una amistad duradera con el escritor Kingsley Amis. Poco después logró un puesto de bibliotecario en Wellington y se ganó fama de mujeriego al mantener durante un tiempo relación con dos mujeres, Ruth Bowman y Monica Jones. En 1950 entró a trabajar en la biblioteca de la Queen’s University de Belfast, donde permaneció durante cinco años, que resultaron bastante fructíferos para su escritura –aquí escribió casi en su totalidad “Engaños”-, debido en parte a una situación de extrañamiento y anonimato favorables, tal como deja constancia en su poema “La importancia de otro lugar”, donde sugiere que la condición de extranjero abre la licencia para poder rechazar las costumbres y las instituciones del lugar, algo que está vedado para quien es nativo. En 1955 fue contratado como bibliotecario por la Universidad de Hull y ya no volvería a cambiar de empleo ni de ciudad. Como bibliotecario fue un empleado diligente que promovió la construcción de una nueva biblioteca y multiplicó ampliamente su dotación de libros. Hull supuso para Larkin la ciudad con la que por fin podía conciliarse, una ciudad perfecta en muchos aspectos, especialmente por “estar al límite de las cosas”, “lejos de todo, de camino a ninguna parte”. La soledad física y espiritual que le aportó Hull le permitió un aclaramiento consigo mismo cuyo fruto fue el siguiente libro, casi diez años después, “Las bodas de Pentecostés”, con excelente acogida por parte de la crítica. Fue especialmente valorada su capacidad para reunir “el mundo de todos, el lugar donde, al final, encontramos nuestra felicidad, o jamás la encontramos”, una capacidad para sintonizar con la trivialidad del hombre contemporáneo . Como ha escrito Damià Alou, “la belleza de los poemas de Larkin no reside en otra cosa que en la verdad de la experiencia relatada, en su manera de partir del detalle, de fijarlo, de precisarlo, y de saber pasar, a veces con un leve paso y a veces con una cabriola sintáctica, a una observación general acerca de la vida que nunca es desatinada, nunca deja indiferente”. Larkin fue un escritor moroso que trabajaba mucho sus poemas, a veces durante años, por lo que su siguiente libro demoró su aparición una década más, llegó en 1974, “Ventanas altas”, con un gran éxito de ventas. Su último poema importante, “Albada” fue publicado en el Times Litterrary Supplemente del 29 de noviembre de 1977 y versa sobre el terror de “la muerte infatigable (…) que borra todo pensamiento excepto cómo y dónde y cuándo moriré (…) un miedo concreto que ningún truco disipa”. Murió de cáncer de esófago, en Hull, el 2 de diciembre de 1985. Su fama póstuma, cada vez más creciente, fue emborronada por la publicación en 1992 de sus cartas y de su biografía oficial escrita por Andrew Motion. Estos documentos desentierran a un Larkin obsesionado por la pornografía, que se manifestaba abierta y procazmente racista. En alguna ocasión Larkin llegó a escribir: “Encuentro el estado de la nación muy terrorífico. En diez años probablemente nos ocultemos bajo nuestras camas mientras grupos de negros roban todo lo que pueden”. A pesar de su fama controvertida, Larkin fue elegido en 2003, en una encuesta hecha por la Poetry Book Society, como el poeta más querido de Gran Bretaña y en los paneles de los autobuses de la ciudad de Hull se puede leer todavía alguno de sus poemas.

La traducción de estos poemas se le debe a Damià Alou. De su labor como traductor de Larkin, ha comentado: “Nunca se prima el sentido sobre el sonido, ni viceversa, porque en el lenguaje humano ambas cosas no pueden separarse. Lo más importante en poesía es que oigamos  la voz del poeta como si fuera un buen doblaje: nunca será lo mismo, pero puede llegar a conmovernos o divertirnos igual. El lenguaje de Larkin nunca es chillón ni machacón, y a veces su rima es tan sutil que pasa desapercibida. Sin embargo, poemas como “Sapos” o “Egoísta es el hombre” la reclama a gritos para que nos llegue su efecto: la risa.”

VENTANAS ALTAS

Cuando veo una parejita e imagino

Que él se la folla y ella toma

Píldoras o usa un diafragma,

Sé que es  el paraíso

 

Que todo viejo soñó la vida entera:

Ataduras y prejuicios desechados

Como una cosechadora obsoleta, y los jóvenes

Deslizándose sin límites, ladera abajo,

 

Hacia la felicidad. Me pregunto si

Cuarenta años atrás, mirándome alguien

Habrá pensado: Eso es vida;

Nada de Dios, ni de sudar de noche

 

Pensando en el infierno, ni de ocultar

Lo que opinas del pastor. Ese y sus

Amigos se deslizarán, maldita sea,

Libres como pájaros. Y de inmediato,

 

Más que en palabras, pienso en ventanas altas:

El cristal donde cabe el sol y, más allá,

El hondo aire azul, que nada muestra,

Y no está en ninguna parte, y es interminable.

 

 

HIGH WINDOWS

When I see a couple of kids

And guess he’s fucking her and she’s

Taking pills or waring a diaphragm,

I know this is Paradise

 

Everyone old has dreamed of all their lives-

Bonds and gestures pushed to one side

Like and outlated combine harvester,

And everyone you going down the long slide

 

To happiness, endlessly. I wonder if

Anyone looked at me, forty years back,

And thought, That’Il be the life;

No God any more, or sweating in the dark

 

About hell and that, or having to hide

What you think of the priest. He

And his lot will all go down the long slide

Like free bloody birds. And inmediately

 

Rather than Word comes the thougt of high Windows:

The sun-comprehending glass,

And beyond it, the deep blue air, that shows

Nothing, and is nowhere, and is endless.

 

COMPASIÓN EN EL BLANCO MAYOR

Cuando en un vaso pongo cuatro

cubitos tintineantes, luego tres

chorros de gin, la raja del limón,

y en espumosos borbotones vierto

una tónica que lo ahoga todo

antes de alcanzar el borde,

en brindis íntimo levanto el vaso:

consagró su vida a los demás.

 

Mientras otros usaban como prendas

a los seres incluidos en sus días,

o me apliqué a acercar la esquiva excitación

a quien me entregaron su confianza;

nada nos reporte, ni a mí ni a ellos;

pero así (nos parecía) todos tuvimos

mucho más cerca el gran jolgorio

que de habérnoslo perdido separados.

 

Un tipo recto, la mejor madera,

puede romperse, pero no se dobla,

aguantador, bondadoso, compañero,

un palmo por encima de la turba.

Qué mediocres hubiesen sido muchas vidas

de no haberlo tenido entre nosotros.

A la salud de la blancura encarnada.

Aunque mi color favorito no es el blanco.

 

SYMPATHI IN WHITE MAJOR

When I drop four cubes of ice

Chimingly in a glass, and add

There goes of gin, a lemon slice,

And let a ten-ounce tonic void

In foaming gulps until it smothers

Everything else up to the edge,

I lift the lot in private pledge:

He devoted his life no others.

 

While other people wore like clothes

The human beings in their days

I set myself to bring to those

Who thought I could the lost displays;

It didn’t work for them or me,

But all concerned were nearer thus

(Or so we thought) to all the fuss

Than if we’d missed it separately.

 

A decent chap, a real good sort,

Straight as a die, one of the best,

A brick, a trump, a proper sport

Head and shoulders above the rest;

How many lives would have been duller

Had he not been here below?

Here’s to the whitest man I know-

Though White is not my favorite color.

 

LOS ÁRBOLES

Los árboles ya dan retoños

Como algo no del todo dicho;

Brotes recientes, calmos, se dispersan

En un verdor que es casi una pena.

 

¿Es acaso que vuelven a nacer

Y nosotros declinamos? No, pues también ellos

Muere. El repetido ardid de renovarse

Queda escrito en anillos de madera.

 

Y sin embargo, incansables, cada mayo

Los castillos se desgranan en plena densidad.

Ha muerto un año, parece que dijeran;

Comienza, comienza tú también de nuevo.

 

THE TREES

The trees are coming into leaf

Like something almost being said;

The recent buds relax and spread,

Their greenness is a kind of grief.

 

Is it that they are born again

And we grow old? No, the die too.

Their yearly trick of looking new

In written down in rings of grain.

 

Yes still the unresting castles thresh

In fullgrown thickness every May.

Last year is dead, they seem to say,

Begin afresh, afresh, afresh.

 

OLVIDA LO QUE PASÓ

Interrumpir el diario

Fue un golpe a la memoria,

Fue comenzar de cero,

 

Privado del alivio

De esas palabras, de esos hechos

Como un despertar sombrío.

 

Quería terminarlos,

Precipité el entierro

Y me volví a mirar

 

Como quien mira inviernos y guerras

Perdidos tras los ventanales

De una infancia opaca.

 

¿Y las páginas vacías?

Si alguna vez las lleno

Que sea registrando

 

Celestes recurrencias:

Qué día llega la flor

Y cuándo emigra el pájaro.

 

FORGET WHAT DID

Stopping the diary

Was a stunt o memory,

Was a blank starting.

 

One no longer cicatriced

By such words, such actions

As bleakened waking.

 

I wanted them over,

Hurried to burial

And looked back on

 

Like the wars and winters

Missing behind the Windows

Of an opaque childbood.

 

And the empty pages?

Should they ever be filled

Let it be with observed

 

Celestial recurrences,

The day the flowers come,

And when the birds go.

 

 

 

VENTANAS ALTAS

Cuando veo una parejita e imagino

Que él se la folla y ella toma

Píldoras o usa un diafragma,

Sé que es es el paraíso

 

Que todo viejo soñó la vida entera:

Ataduras y prejuicios desechados

Como una cosechadora obsoleta, y los jóvenes

Desllizándose sin límites, ladera abajo,

 

Hacia la felicidad. Me pregunto si

Cuarenta años atrás, mirándome alguien

Habrá pensado: Eso es vida;

Nada de Dios, ni de sudar de noche

 

Pensando en el infierno, ni de ocultar

Lo que opinas del pastor. Ese y sus

Amigos se deslizarán, maldita sea,

Libres como pájaros. Y de inmediato,

 

Más que en palabras, pienso en ventanas altas:

El cristal donde cabe el sol y, más allá,

El hondo aire azul, que nada muestra,

Y no está en ninguna parte, y es interminable.

 

 

HIGH WINDOWS

When I see a couple of kids

And guess he’s fucking her and she’s

Taking pills or waring a diaphragm,

I know this is Paradise

 

Everyone old has dreamed of all their lives-

Bonds and gestures pushed to one side

Like and outlated combine harvester,

And everyone you going down the long slide

 

To happiness, endlessly. I wonder if

Anyone looked at me, forty years back,

And thought, That’Il be the life;

No God any more, or sweating in the dark

 

About hell and that, or having to hide

What you think of the priest. He

And his lot will all go down the long slide

Like free bloody birds. And inmediately

 

Rather than Word comes the thougt of high Windows:

The sun-comprehending glass,

And beyond it, the deep blue air, that shows

Nothing, and is nowhere, and is endless.

 

 

LOS VIEJOS BOBOS

¿Qué creeran que ha pasado, los viejos bobos,

Para que estén así? ¿Supondrán quizá que en cierto modo uno

Es más maduro cuando le cuelga la quijada, y se babea,

Y se mea a cada rato, y no recuerda

quién llamó por la mañana? ¿O que, si lo quisieran

podrían volver a la noche que bailaron hasta la madrugada,

o al día de su boda, o a un septiembre de brazos enlazados?

¿O se imaginarán que en realidad nada cambió

Y siempre se comportaron como inválidos o paralíticos,

O pasaron los días en un continuo, sutil sueño, mirando el flujo

De la luz. Si no lo creen (y si no pueden), qué raro es:

¿por qué no gritan?

 

Al morir uno se rompe: los pedazos que uno era

Empiezan a dispersarse velozmente para siempre,

Sin testigos. Cierto, es tan solo olvido: antes

Ya lo conocimos. Pero entonces era pasajero

Y continuamente se fundía con el afán inigualable

De que se abriera la flor de innumerables pétalos

Del estar aquí. La próxima vez no vamos a poder fingir

Que hay algo por delante. Y son estos los primeros signos:

No haber oído quién, no saber cómo; la capacidad

De elegir, perdida. El aspecto los delata:

Manos de sapo, pelo ceniciento, cara de pasa…

¿cómo pueden ignorarlo?

 

Quizá ser viejo sea tener cuartos iluminados

En la cabeza, y dentro gente actuando.

Gente conocida, pero sin nombre cierto; cada persona alzándose

Como una pérdida devuelta, asomándose por puerta familiares,

Girando una lámpara, sonriendo en la escalera, tomando

Del estante un libro conocido; o a veces solamente

Los cuartos mismos, sillas y fuego en el hogar,

La mata agitada en la ventana, o la amistad

Tenue del sol en la pared, cuando cesa la lluvia,

En una solitaria tarde de verano. Allí viven:

No aquí y ahora, sino donde todo sucedió una vez.

Por eso dan una sensación

 

De confundida ausencia, porque aunque intenten

Estar allí, aquí se quedan. Pues los cuartos se alejan

Dejando un frío incompetente, el gasto contínuo

De tomar aliento, y ellos, encogidos, al pie de la montaña

De la extinción, los viejos bobos sin advertir

Cuán cerca está. Quizá por eso están tranquilos:

Para ellos, el pico que siempre tenemos todos a la vista

Ya es tierra elevada. ¿Acaso no vislumbran nunca

Qué los demora, y cómo acabará? ¿Ni por la noche?

¿Ni cuando llega gente extraña? ¿Ni una vez siquiera

En toda la odiosa inversión de la niñez? Bien,

Ya lo descubriremos.

 

What do they think has happened, the old fools,

To make them like this? Do they somehow suppose

It’s more grown-up when your mouth hangs open and drools,

And you keep on pissing yourself, and can’t remember

Who called this morning? O that, if they only chose,

They could alter things back to when they danced all night,

Or went to their wedding, or sloped arms some September?

Or do they fancy there’s really been no change,

And they’ve always behaved as if they were cripppled or tight,

Or sat thorough days of thin continous dreaming

Watching light move? If they don’t (and they can’t, it’s strange:

Why aren’t they screaming?

 

At death, you break up: the bits that were you

Start speeding away from each other for ever

With no one to see. It’s only oblivion, true:

We had it before, but then it was going to end,

And was all the time merging with a unique endeavour

To bring to Bloom the million-petalled flower

Of being here. Next time you can’t pretend

There’LL be anything else. And these are the first signs:

Not knowing how, not hearing who, the power

Of choosing gone. Their looks show that they’re for it:

Ash hair, toad hands, prune face dried into lines-

How can the ignore it?

 

Perhaps being old is having lighted romos

Inside your head, and people in them, acting.

People you know, yet can’t quite name; each looms

Like a deep loss restored,from known doors turning,

a known book from the shelves; or sometimes only

the rooms thmselves, chairs and a fire burning,

The blown bush at the window, or the sn’s

Faint friendliness on the Wall some lonely

Rain-ceased midsummer evening. That is where they live:

Not here and now, but where all happened once.

This is why they give

 

An aire of baffed absence, trying to be there

Yet being here. Fort he romos grow farther, leaving

Inompetent cold, the constant wear and tear

Of taken breath, and them crouching below

Extinction’s alp, the old fools, never perceiving

How near it is. This must be what keeps them quiet:

The peak that stays in wiewww wherever w ego

For them is rising ground. Can they never thell

What is dragging them back, and how it will end? Not at night?

Not when the strangers come? Never, throughout

The whole hideous inverted chidhood? Well,

We shall find out.

 

 

 

POSTERIDAD

Jake Balokowsky, mi biógrafo,

Microfilmó esta página. Sentado

En su ambientada celda de la Kennedy

En jeans y zapatillas, no disimula

Que su destino lo impacienta un poco.

“Este viejo imbécil me atará al menos un año más;

 

Yo quería ser maestro en Tel Avivi,

Pero los padres de Myra –hace el gesto del dinero-

Insistieron en que aceptara el cargo. Cuando hay hijos…”

Se encoge de hombros. “Investigar es asqueroso;

Apenas tenga a este sujeto encarrilado

Me tomaré un año para dedicarme

 

Al teatro de protesta.” Se levantan ambos,

Van a la máquina de Coca Cola. “¿Cómo es?”

“Cristo, te lo he dicho. Bah, ya te imaginas,

Un caso de psiquiatría de manual,

No porque se excediera o le pasaran cosas…

Uno de esos tipos de antes, naturalmente retoricos.”

 

POSTERTY

Jake Balokowsky, my biographer,

Has this page microfilmed. Sitting inside

His air-conditioned cell at Kennedy

In jeans and sneakers, he’s no call to hide

Some slight impatience whit his destiny:

“I’m stuck with this old fart at least a year;

 

I wanted to teach sckool in Tel Aviv,

But Myra’s folks’ –he makjes the money sign-

‘Insisted I got tenure. When there’s kids-‘

He shrugs. ‘It’stinking dead, the research line;

Just let me put this bastard on the skids,

I’ll get a couple of semesters leave

 

To work on Protest Theater.’ –They both rise.

Make for the Coke dispenser. ‘What’s he like?

Christ, I just told you. Oh, you know the thing,

That crummy texbook stuff from Freshman Psych,

Not out of kicks or something happening-

One of those old-type natural fouled-up guys.’

 

 

HOMENAJE A UN GOBIERNO

El año que viene vamos a repatriar a los soldados

Por falta de dinero, y está muy bien.

Los lugares que cuidaban o mantenían en orden

Deben cuidarse solos, y mantenerse en orden.

Queremos tener nuestro dinero en casa

En vez de trabajar. Y eso está muy bien.

 

Difícil decidir quien quiso que ocurriera

Pero, ya resuelto, nadie se preocupa.

No están aquí los lugares, sino muy lejos,

Lo cual está muy bien y, según hemos oído

Allá los soldados eran un problema.

El año que viene estaremos más tranquilos.

 

El año que viene seremos un país

Que repatrió a los soldados por falta de dinero.

Las estatuas seguirán alzándose en las mismas

Plazas amortiguadas por los árboles, y serán casi las mismas.

Nuestros hijos no sabrán que el país es diferente.

Si algo tenemos ahora esperanzas de dejarles, es dinero.

 

HOMAGE TO A GOBERNMENT

Next year we are to bring the soldiers home

For lack of money, and it is all right.

Places they guarded, or kept orderly,

Must guard themselves, and keep themselves orderly.

We want the money for ourselves at home

Instead of working. And this is all right.

 

It’s hard to say who wanted it to happen,

But now it’s been decided nobody minds.

The places are a long way off, not here,

Which is all right, and from what we hear

The soldiers there only made trouble happen.

Next year we shall be easier in our minds.

 

Next year we shall be living in a country

That brought its soldiers home for lack of money.

The statues will be standing in the ssame

Tree-muffled squares, and look nearly the same.

Our children will not know it’s a different country.

All we can hope to leave them now is money.

 

 

SEA ESTE EL VERSO

Bien que te joden tus papis.

Aunque no adrede, lo hacen.

Te llenan con sus defectos

Más algunos especiales.

 

Pero a ellos los jodieron

Viejos necios atildados

Que cuando no estaban rígidos

Se peleaban como gatos.

 

Heredamos la miseria

Como zócalo marino.

Escapa lo antes que puedas

Y no busques tener más hijos.

 

THIS BE THE VERSE

They fuck you up, your mum and dad.

They may not mean to, but they do.

They fill you with the faults they had

And add some extra, just for you.

 

But they were fucked up in their turn

By fools i old-style hats and coats,

Who half the time were soppy-stern

And half at one another’s throats.

 

Man hands on misery to man.

It deepens like a coastal shelf.

Get out as early as you can,

And don’t have any kids yourself.

 

 

ANNUS MIRABILIS

La cópula comenzó

En mil novecientos sesenta y tres

(más bien tarde para mí):

Cuando la prohibición del Chatterley cesó

Y los Beatles grabaron su primer elepé.

 

Antes sólo había habido

Algo como un regateo,

Disputas por un anillo,

Un oprobio omnipresente

Que empezó a los dieciséis.

 

De golpe entonces paró la pelea:

Todos sintieron los mismo

Y vivir se transformó

En un brillante saltar la banca,

En un no poder perder.

 

La vida, pues, nunca fue mejor

Que en mil novecientos sesenta y tres

(aunque un poco tarde para mí):

Cuando la prohibición del Chatterley cesó

Y los Beatles grabaron su primer elepé.

 

ANNUS MIRABILIS

Sexual intercourse began

In nineteen sisty-three

(which was rather late for me)-

Between the end of the Chatterley ban

And the Beatle’ first LP.

 

Up till then there’d only been

A sort of bargaining,

A wrangle for a ring,

A shame that started sixteen

And spread to everything.

 

Then all at once the quarrel sank:

Everyone felt the same,

And every life became

A brilliant breaking of the bank,

A quite unlosable game.

 

So life was neve better than

In nineteen sixty-three

(though just too late for me)-

Between the end of the Chatterley ban

And the Beatles” first LP.

 

 

DINERO

Cada tres meses ¿no? El dinero me reprocha:

“¿Por qué me dejas aquí donde no sirvo?

Yo soy el sexo y las cosas que no tuvieste nunca.

Aún puedes conseguirlos firmando algunos cheques.”

 

Entonces miro qué hacen los otros con el suyo.

No lo guardan en la almohada, desde luego.

Ya tienen esposa, coche y casa de verano:

Alguna relación guarde el dinero con la vida

 

-la verdad, tienen mucho en comú, si uno investiga;

O puedes postergar la juventud hasta que te jubiles

Y por mucho que parte del salario vaya al banco

Al cabo no podrás pagarte muchos más que una afeitada.

 

Escucho el canto del dinero. Es como si mirase

Una ciudad de provincias desde largos ventanales:

Barriadas, canal, iglesias adornadas y locas

Bajo el sol de la tarde. Intensamente triste.

 

MONEY

Quarterly, is it, money reproaches me:

‘Why do you let me lie here wastefully?

I am all you never had of godos and sex.

You could get then still by writing a few cheques!

 

So I look at others, what the do with theirs:

They certainly don’t keep it upstairs.

By now they’ve a second house and car and wife

Clearly money has something to do with life

 

-In fact, they’ve a lot in common, if you enquire:

You can’t put off being young until you retire,

And bowever you bank your screw, the oney yo save

Won’t in the end buy you more than a shave.

 

I listen to money singing. It’s like looking down

From long french Windows at a provincial town,

The slums, the canal, the churches ornate and mad

In the evening sun. It is intensely sad.

 

 

LA VIDA CON UN AGUJERO

Cuando echo la cabeza hacia atrás y aúllo

La gente (sobre todo las mujeres) dice

Pero siempre has hecho lo que has querido,

Siempre has ido a la tuya:

Una rematadamente vil y sucia

Inversión de la realidad.

Lo que quieren decir esos estúpidos

Es que nunca he hecho lo que no he querido.

 

Así que el capullo enclaustrado en el castillo

Que escribe sus quinientas palabras y luego

Divide el resto del día

Entre la piscina, la botella y los pajaritos

Me queda más lejos que nunca, pero también

El maestrillo pelagatos con gafitas

(seis críos y la mujer preñada,

Y los padres de ella al caer)…

 

La vida es una lucha inmóvil, trabada

Y a tres bandas entre tus deseos,

Lo que el mundo te desea a ti y (peor aún)

La imbatible y lenta máquina

Que te da lo que vas a conseguir. Neutralizados,

Luchan alrededor de un punto muerto y hueco

De obligaciones, miedos y caras.

Los días se filtran sin tregua a través de él. Los años.

 

THE LIFE WITH A HOLE IN IT

When I throw back my head and bowl

People (women mostly) say

But you’ve always done what you want,

You always get your own way

-A perfectly vile and foul

Inversión of all that’s been.

What the old ratbags mean

Is I’ve never done what I don’t.

 

So the shit in the shuttered chateau

Who does his five hundred words

Then parts out the rest of the day

Between bathing and booze and birds

Is far off as ever, but so

It that spectacled schoolteaching sod

(Six kids, and the wife in pod,

And her parents coming to stay)…

 

Life is an immobile, locked,

Three-banded struggle between

Your wants, the world’s for you, and (worse)

The unbeatable slow machine

That brings what you’ll get. Blocked,

They strain round a hollow stasis

Of havings-to, fear, faces.

Days sift down it constantly. Years.

 

EL CORTACÉSPED

El cortacésped se atascó, dos veces, me arrodillé

Y encontré un erizo entre las cuchillas,

Muerto. Estaba entre las hierbas altas.

 

Lo había visto antes, y hasta le había dado de comer,

Una vez. Ahora había destrozado su discreta existencia

Sin remedio. Enterrarlo no me ayudó:

 

A la mañana siguiente yo me levanté y él no.

El primer día después de una muerte, la nueva ausencia

Es siempre lo mismo; deberíamos cuidar

 

Unos de otros, deberíamos mostrar amabilidad

Mientras aún haya posibilidad.

 

THE MOWER

The mower stalled, twice; kneeling, I found

A hedgehog jammed up against the blades,

Killed. It had been in the long grass

 

I had seen it before, and even fed it, once.

Now i had mauled its unobtrusive world

Unmendably. Burial was no help:

 

Next morning I got up and it did not.

The firs day after a death, the nwe absence

Is always the same; we should be careful

 

Of each other, we should be kind

While there is still time.

 

 

QUERIDO CHARLES, MI MUSA, DORMIDA O MUERTA

Querido Charles, Mi Musa, dormida o muerta,

Te ofrece estos ripios desde mi puerta

En el gélido norte del país, con saludos afectuosos

Para el veinticuatro del afortunado agosto, el más gozoso

Para todos de los meses del año

Igual que lo fue para ese romano de antaño;

Pues eres leo, igual que yo

(¿Es que no te resulta cofortador

Ser tan altivo, egoísta, poderoso y vital?

¿O crees que lo han interpretado mal?)

Y que sus horas doradas presagien

Que durante muchos años te agasajen.

 

Creo que pocas cosas me entristecen tanto

Como el que nuestros cumpleaños se vayan olvidando.

Los regalos y las fiestas desaparecen,

Y años tras año las tarjetas decrecen,

Hasta que al llegar a los sesenta y cinco,

¿a quién le importa si estás muerto o vivo?

¡Pero, CHARLES, tú tranquilo! Pues tu manera de ser

Crea amistades que no han de perecer,

Y todo lo que escribes también; con tu verdad y sensatez

Contamos para pararles los pies

A los modernos y a los chalados,

A los estúpidos y a los directamente malvados.

Espero que pases un día excepcional

Aclamado por las gaviotas en su revolotear

Y los gritos de las focas, ágiles y perezosas

(mi idea de Cornualles es bastante borrosa),

Y los humanos que no lo consideren pecado moral

Que cojan una castaña monumental.

 

Aunque hago un esfuezo extraordinario

Para que esto parezca una tarjeta de aniversario,

Ya no doy para más: no eches a faltar

Todo lo que te queremos comunicar:

Admiración y también amistad

Con la esperanza de que el futuro te traerá

Cada vez más prosperidad.

 

DEAR CHARLES, MY MUSE, ASLEEP OR DEAD

Dear CHARLES, My muse, asleep or dead,

Offers this doggerel instead

To carry from the frozen North

Warm Greetings for the twenty-fourth

Of lucky August, best of months

For us, as for that Roman once-

For you’re a leo, same as me

(Isn’t it comforting to be

So lordly, selfish, vital, strong?

Or do you think they’ve got it wrong?),

Adn may its Golden hours portend

As many years for you to spend.

 

One of the sadder things, I think,

I show our birthdays slowly sink:

Presents and parties disappear,

The cards grow fewer year by year,

Till, when one reaches sixty-five,

How many care we’re still alive?

Ah, CHARLES, be reassured! For you

Make lasting friends with all you do,

And all you write; your truth and sense

We count on as a sure defence

Against the trendy and the mad,

The feble and the dowright bad.

I hope you have a splendid day,

Acclaimed by Wheeling gulls at play

And barking seals, sea-lithe and lazy

(my view of Cornwall’s rather hazy),

And humans who don’t think it sinful

To mark your birthday with a skinful.

 

Although I’m trying very hard

To sund unlike abirthday card,

That’s all this is: so you may find it

Full of all that lies behind it-

Admiration; friendship too;

And hope that in the future you

Reap ever richer revenue.

 

 

 

 

POLÍTICA DE GUATEQUE

No recuerdo haber llevado nunca un vaso lleno.

La primera vez que miro ya está por la mitad.

¿Y ahora? ¿Intentar pensar, mientras racionas el resto,

En cosas elevadas, hasta que el anfitrión muestre su amabilidad?

 

Mejor que vean el vaso vacío, dicen unos:

Ya te lo llenarán. Bueno, eso también lo he probado.

A lo mejor te emborrachas, o pasan horas y no te dan ni un zumo.

Depende de dónde estás. O de quién eres. O eso he pensado.

 

PARTY POLITICS

I nevers remember holding a full drink

My first look shows the level half-way down

What next? Ration the rest, and try to think

Of higher things, until mine host comes round?

 

Some people say, best show an empty glass:

Someone will fill it. Well, I’ve tried that too.

You may get drunk, or dry half-hours may pass.

It seems to turn on where you are. Or who.

 

 

860 total views, 1 views today

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =